Archive for the ‘Angry Workers’ Category

El debate sobre organización (Communaut)

domingo, junio 5th, 2022

Angry Workers


Durante los últimos tres meses, los camaradas del nuevo proyecto de blog en idioma alemán Communaut han estado debatiendo sobre algunas de las cuestiones fundamentales de la práctica organizativa comunista. En primer lugar, ¿qué papel tienen los comunistas en la lucha por el comunismo y cómo deberíamos organizarnos en consecuencia? En un nivel, podría ser justo poner en duda la necesidad de reabrir estos viejos debates, especialmente cuando, en el peor de los casos, estas conversaciones con demasiada frecuencia implican simplemente sacar a pasear a las viejas momias. Sin embargo, hemos decidido traducir y volver a publicar el debate porque, hasta donde podemos ver, estas preguntas siguen siendo básicamente inevitables. Todavía hay mucho que aprender de la experiencia pasada y, en este caso, vemos algunos intentos genuinos de reevaluar la teoría existente y, lo que es más importante, la práctica del “medio comunista antiautoritario”.

Dicho esto, aunque compartimos algunas de sus premisas de partida, el debate hasta el momento tiene sus limitaciones. Algunos de los participantes parecen estar hablando entre sí, o al menos perdiendo el punto o el significado de ciertas perspectivas en la discusión. El primer texto, por ejemplo, ¿Qué hacer en tiempos de debilidad?, recalienta el viejo debate entre organización y espontaneidad. Refutándonos, así como también a Endnotes y a los Amigos de la Sociedad sin Clases, los autores subrayan los límites de las luchas espontáneas y la necesidad de organización en forma de partido. Sin embargo, lo extraño es que, a pesar de todas nuestras diferencias, nosotros, Endnotes y los Amigos de la Sociedad sin Clases estamos de acuerdo en el carácter limitado de las luchas espontáneas y la necesidad de una intervención consciente y coordinada. Nosotros y Endnotes incluso estamos abiertos a llamar a estas formas de coordinación «el partido».

Los verdaderos puntos de desacuerdo no se refieren en absoluto a la “organización frente a la espontaneidad”, sino a las formas de organización y su relación con las luchas. ¿Qué hacer en tiempos de debilidad? reafirma la clásica oposición entre luchas «políticas» y luchas «económicas», reanimando así ideas bastante tradicionales sobre la estrategia. Aunque la sociedad capitalista produce una separación real entre la política y la economía (expresada básicamente en el Estado por un lado y el Mercado por el otro), también están unidos en una unidad material contradictoria, ya que el capital depende para su reproducción del Estado (por ejemplo, de la estabilidad monetaria, del estado de derecho, de la reproducción de la fuerza de trabajo), y la reproducción del Estado depende a su vez del capital (por ejemplo, de los impuestos y del crédito). Cuando ¿Qué hacer en tiempos de debilidad? presenta erróneamente a Angry Workers como circunscritos al nivel económico, pasan por alto esta unidad contradictoria y las dimensiones «sociales» y «políticas» de las luchas «económicas». Sin querer profundizar demasiado en el punto, nos aplican erróneamente las mismas críticas que nosotros hacemos del sindicalismo en Class Power on Zero Hours. De todos modos, parte del ímpetu de nuestro proyecto siempre ha sido unificar las luchas dentro y fuera del lugar de trabajo.

Algunos de estos malentendidos son posiblemente inevitables dado el nivel abstracto del debate. Más allá de algunas referencias generales a la desindustrialización, la discusión ha descuidado hasta ahora los análisis detallados de la relación entre la composición de clase y la organización política, tanto en la historia como en el presente. Como resultado, las generalizaciones han tendido a ser amplias y las propuestas reales vagas. Aunque los participantes se debaten sobre cuestiones de orientación futura (a favor o en contra de un programa mínimo, de un partido de masas o de una minoría, etc.), creemos que esta orientación debe basarse en el presente. Para nosotros, la cuestión de la «organización» tiene que estar relacionada con las tendencias actuales concretas dentro de las luchas de nuestra clase. ¿Cómo nos ayuda realmente la “organización” a comprender movimientos complejos, como los chalecos amarillos o las protestas actuales de Greenpass, y nos permite intervenir desde la perspectiva de la clase trabajadora? ¿Dónde vemos potenciales de generalización reales, en la actual oleada de ataques defensivos contra los recortes de empleo y el «aumento del costo de la vida», y cómo intentaríamos apoyarlos? ¿Qué papel juegan las «organizaciones de masas» de la clase obrera realmente existentes, en nuestro caso los principales sindicatos y el Partido Laborista, en las disputas actuales, y qué significaría realmente «trabajar dentro de ellas», como los autores del artículo inicial proponen? ¿Cómo debemos abordar todas estas preguntas? Reevaluar algunos de los trabajos clásicos sobre la composición de clases aún podría resultar fructífero a este respecto.

Se podría decir mucho más sobre las contribuciones existentes, pero hemos decidido esperar algunas aclaraciones de algunos textos próximos antes de sopesar una respuesta más larga. Mientras tanto, veamos a dónde va esto. A continuación puede encontrar las traducciones al inglés de los principales artículos del debate hasta el momento. ¡Únete a la discusión!

La contribución original ¿Qué hacer en tiempos de debilidad?, de Katja Wagner, Lukas Egger y Marco Hamann, se puede encontrar aquí.

La respuesta Impreciso y dogmático, de Felix Klopotek, se puede encontrar aquí.

La respuesta Sin misticismo en tiempos de debilidad, de Aaron Eckstein, Ruth Jackson y Stefan Torak, se puede encontrar aquí.

La contribución En torno al debate sobre organización y estrategia, de Robert Schlosser, se puede encontrar aquí.

El texto Algunas reflexiones sobre «¿Qué hacer en tiempos de debilidad? (originalmente titulado El bolchevismo como alternativa a la impotencia autoimpuesta), de Fredo Corvo, se puede encontrar aquí.

 

Traducción: C. L.